El secreto para dormir mejor: Aguacate y el triptófano
16675
post-template-default,single,single-post,postid-16675,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

El aguacate y el triptófano: El secreto para dormir mejor

El aguacate y el triptófano: El secreto para dormir mejor

Quizá nunca te lo hayas planteado pero comer aguacate antes de ir a dormir ayuda a que puedas conciliar el sueño.

Somos muchos a los que a la hora de dormir nos cuesta conciliar el sueño. Bien por preocupaciones, bien por estrés, bien por no saber desconectar… y en muchas ocasiones la alimentación juega una mala pasada, influye y no tenemos en cuenta cómo sacar el máximo partido a los nutrientes.

Para dormir bien es importante introducir en la dieta aguacate, especialmente por la noche para relajar el cuerpo y descansar mejor, además del aguacate podemos introducir diversos alimentos con triptófano. Mucho mejor una cesta de la compra saludable con aguacate que ingerir pastillas con química que no es necesaria.

Pero… ¿Qué son los triptófanos?. Los triptófanos son uno de los aminoácidos esenciales más importantes. El triptófano es precursor de los neurotransmisores serotonina y melatonina y de la vitamina B3 o niacina.

Es “un bálsamo” para el sistema nervioso, por ello es muy importante que incluyas en tu dieta alimentos ricos en triptófano. Los aguacates contienen 19mg de triptófanos por cada 100g, lo cual convierte al aguacate en un alimento ideal para consumir con el propósito de mejorar la conciliación del sueño.

Otros alimentos que contienen triptófano, aparte del aguacate:

-Carne, sobre todo el pavo y el pollo. Son alimentos ligeros que cocinados con un buen aceite de oliva virgen extra, y pocas salsas para mejorar la digestión, harán buenas digestiones y te ayudarán a descansar.

-El pescado azul, sobre todo el salmón y el atún, son alimentos muy ricos en triptófano que facilitan el descanso. Las grasas que aportan son saludables y al cuerpo le dotan de energía.

-Huevos, han vuelto a ser protagonistas por el aporte de energía y proteína saludable. Vuelven a estar presentes en todas las dietas, ya sea fritos, pero si quieres cenar más sano, sin aceite, puedes comerlos duros, una manera de obtener toda la proteína con menos grasa.

-Lácteos, un clásico que se olvida en muchas ocasiones. Un vaso de leche caliente a la hora de acostarnos, y dormirás mejor. La leche contiene altas dosis de triptófano de manera natural, por eso no necesitarás las pastillas extra que pueden dañar tu estómago.

Fruta, como el plátano, bananas, piña, ciruela, son los alimentos que más ayudan al cuerpo a descansar. Además de aportar al organismo fibra y potasio.

Verduras, como berros, espinacas, remolacha, zanahoria, apio, alfalfa, brócoli, dátiles, verduras que ayudan a limpiar el estómago y que llegan cargadas de vitaminas y minerales. Ahora para el verano, salteadas, serán una cena perfecta para aligerar digestiones y arrastrar lo que el cuerpo no necesita.

Frutos secos, como almendras, nueces, pistachos, anacardos… Aportan cantidades de magnesio, omega 3, son saludables aunque en cantidades pequeñas si estás a dieta por el aporte calórico. Ayudan a la digestión y cuidan del organismo de manera natural, protegiendo especialmente el cerebro.

Chocolate negro, el más puro que encuentres, relaja el cuerpo y éste entra en un estado de felicidad que le ayuda a descansar mejor.

Cereales, aumentan la secreción de insulina que favorece la transformación de triptófano en serotonina. Favorecen el descanso y si son integrales ayudan también a la digestión.

Semillas, un clásico para añadir a ensaladas, yogures, sésamo, calabaza, girasol…

Legumbres, como garbanzos, lentejas, habas, soja… además aportan vitaminas del grupo B (1, 3, 6, 9) y magnesio. ¿Quién no se duerme después de comer una fabada?

Alga espirulina, mejora el sistema nervioso, relaja. Su aporte de nutrientes, especialmente hierro la hace muy completa para nuestro organismo.